Imprimir esta página
Jueves, 20 Diciembre 2018 13:33

3 destinos para perderte por Cantabria

Escrito por Chiruca

La Comunidad Autónoma de Cantabria cuenta con intensos contrastes. Verdes parajes y azules de embeleso en una costa caprichosamente recortada, que a ratos se alza en imponentes acantilados o alberga playas que están entre las mejores de España.

3 pueblos de Cantabria

Algunos pueblos donde el tiempo no transcurre adornan también la geografía cantábrica. A continuación hablamos de tres de ellos.

Carmona

Las señoriales casonas montañesas con su especial arquitectura han motivado que el pueblo haya sido declarado Conjunto Histórico Artístico. Es tierra también del ganado de raza Tudanca y de los albarqueros, artesanos que por tradición oral fabrican un calzado de madera muy práctico para una zona tan lluviosa.

Lo más destacado de la arquitectura montañesa que se preserva en este pueblo son las casonas barrocas de dos plantas. Están construidas con sillares y techo a dos aguas de tejas árabes; se adornan de colores blanco, azul y rojo. Se ven preciosas, muy adornadas con rejas de forja y balcones.

Otras decoraciones características son las tallas en madera: destacan las balaustradas de los balcones, los aleros que rematan los tejados y los mensulones. Además, lucen tallas de piedra en los dinteles de puertas y ventanas.

Puente Viesgo

El pueblo, ubicado en la ribera del río Pas, cuenta con un balneario que se surte con aguas medicinales de manantial, lo que atrae muchos visitantes dada la comprobada calidad sanadora de las termas.

Entre sus atractivos están las cuevas ubicadas en Monte Castillo, donde hay varias cuevas llamadas Las Chimeneas, El Castillo, Las Monedas y La Pasiega que albergan pinturas rupestres sorprendentes de 40 000 años de antigüedad.

El pueblo es digno de ser visitado también por la casa del ayuntamiento o Palacio de Fuentespilas. El barrio de Las Cortes merece ser admirado por sus casa blasonadas, que se mantienen intactas desde el siglo XVII.

Santillana del Mar

Este es uno de los pueblos más bellos, no de Cantabria sino de toda España. Sus calles conservan el encanto de lo antiguo, con calles empedradas que pasan entre palacios y bellas casonas.

Cerca se encuentra la Cueva de Altamira que, sin duda, deja a todos boquiabiertos cuando conocen su arte, pero a través de la Neocueva, creada para reproducir las pinturas y proteger las que alberga la cueva original.

La Colegiata de Santa Juliana junto con su claustro son un soberbio monumento de auténtico arte románico. Pero en las cercanías hay otra construcción que es necesario conocer. Se trata de la Ermita de Santa Justa, que se erigió en la playa del mismo nombre. La ermita parece que surge de la roca, pues ocupa parcialmente una oquedad en el acantilado.

Cantabria es maravillosa y cuenta con paisajes, monumentos, curiosidades e historia. Debemos visitarla, conocerla y disfrutarla.