cabecera expertosenelcamino

Domingo, 14 Noviembre 2010 10:03

Etapa 12: Ages a Burgos

Escrito por Chiruca

Todavía es de noche y llueve intensamente. Salgo a la puerta del albergue para ver como se alejan los peregrinos bajo la lluvia en la oscuridad. Me atrae esta imagen.

Los de las barritas energéticas ya hace mucho rato que partieron con sus frontales. Yo espero unos minutos a que amanezca. Incluso un poco más, por si para de llover. Como continúa la lluvia, nos ponemos los plásticos y comenzamos a andar. A poco más de dos kilómetros de Atapuerca, cesa la lluvia y podemos caminar sin el dichoso plástico que nos cubre con la mochila incluida. Cuando coronamos el alto que hay después de Atapuerca, podemos ver la ciudad de Burgos. Sabemos que la segunda parte de la etapa no será nada agradable, ya que discurre por carreteras, polígonos industriales y zona urbana. De hecho, Cesare, que ya se lo conoce, ha decidido coger un autobús para hacer esta etapa. Algún otro peregrino le ha acompañado. Aman ha dudado, pero finalmente se ha venido con nosotros. Como dice él: “e' come voler evitare ciò che e' sgradevole ma...anche questo e' parte della vita e quindi del Camino (es como querer evitar aquello que es desagradable pero…también esto es parte de la vida y por lo tanto del Camino)”.

 

Al bajar del páramo nos vamos encontrando flechas amarillas contradictorias. Unas borradas, otras pintadas encima de otras… Esta batalla de flechas está para que los peregrinos pasemos por tal o cual pueblo, bar, fonda o ermita. Tienes que optar por la intuición. Tiramos hacia el oeste, en este caso, derechos a lo que vemos al fondo, Burgos. Finalmente aparecemos en Cardeñuela, donde paramos a tomar el café. Poco antes nos habían alcanzado los alemanes, que todavía iban juntos. Les doy conversación con el propósito de que hagan una parada en su camino. Cuando vamos a entrar en el bar, ellos iban a continuar su marcha. Como siempre, sin parar hasta el albergue de Burgos. Insisto en invitarles a un café con leche y dubitativos, acaban aceptando. Lo he conseguido. Es la primera parada que hacen desde que comenzaron a andar hace más de dos meses.

 

Al llegar a Villafría, el joven ya había arrancado la moto y marchaba 200 metros por delante. Al mayor de los dos alemanes lo mantenía junto a nosotros a base de preguntas y conversaciones. De nuevo consigo convencerle de que nos acompañe en el almuerzo que vamos a hacer en el hostal Iruña. Con un silbido hace volver al redil a su compañero de fatigas y entre todos -no tienen un céntimo- les invitamos al almuerzo. 

 

Por la noche, ya en Burgos, riegan su cena con vino. Se ponen muy graciosos. Creo que es la primera vez que prueban el alcohol desde que salieron. Estoy seguro de que su forma de hacer el camino a partir de ahora va a cambiar. No sé si para bien o para mal, pero seguro que disfrutarán de vivencias memorables.

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Contacto

©2019 Calzados Fal | CHIRUCA. Todos los derechos reservados

Please publish modules in offcanvas position.