cabecera expertosenelcamino

Jueves, 11 Noviembre 2010 09:36

Etapa 9: Nájera a Santo Domingo de la Calzada

Escrito por Chiruca

Nada más salir de Nájera, nos encontramos con una fuerte subida de algo más de un kilómetro.

No sé si es por la subida o, porque es el primer día que vemos aparecer el sol por el Este, pero nos hemos juntado una buena cuadrilla de peregrinos en esta primera parte de la etapa. El resto de los días, cada peregrino iba iniciando su camino a su aire, más o menos decidido a enfrentarse a la lluvia, pero hoy parece un día de fiesta. Hemos salido casi todos al mismo tiempo, decididos a ver, ¡por fin!, el sol.

 

Empezamos la etapa en un continuo subeybaja, entre el intenso colorido de los viñedos y, entusiasmados de comprobar que nuestra sombra sigue aquí, que nos acompaña perfilada por el sol de la mañana. La gente se va desperdigando por el Camino, cada uno a su aire, a su ritmo. Nosotros formamos un pequeño grupo en el que estamos, además de Marcelino y yo mismo, Alex, Sonia y Amán. Caminando juntos y escuchando el repertorio sin fin de historias que tiene Marcelino en su cabeza. De nuevo, como ayer, paramos, comemos, bebemos, saludamos y vamos avanzando. Sopla el viento del Oeste, de frente, y esto provoca que la llamativa imagen de Marcelino caminando entre viñedos, se engrandezca. El viento colocaba su larga melena en horizontal, sus blancas barbas le rodeaban el cuello y su capa levantada le convertía en una especie de peregrino-supermán del Medievo. 

 

Nos vamos acercando a Santo Domingo. Sentimos cierta inquietud al atravesar Cirueña, y ver que el Camino atraviesa una urbanización fantasma. Campo de golf y chalets sin apenas habitantes.

 

Aceleramos el paso para volver al campo, al Camino entre viñedos, a sentir el sol. La verdad es que, después de tantos días, el sol te da alegría, te cambia el ánimo.

 

Llegamos sonrientes a Santo Domingo de la Calzada y, después de sellar la credencial, dejar la mochila, visitar la catedral, el gallo y la gallina, llega la hora de la despedida. Emotiva despedida de Marcelino en la plaza frente al albergue de peregrinos. Estos dos días del Camino los ha llenado con su enorme humanidad y sus cientos de historias contadas con su característico vozarrón que lo llena todo a su alrededor. Se monta en el autobús de línea para volver a Logroño, con toda su caracterización de peregrino medieval, y nos deja vacíos.

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Contacto

©2019 Calzados Fal | CHIRUCA. Todos los derechos reservados

Please publish modules in offcanvas position.