Marca oficial de

logo xacobeo

cabecera expertosenelcamino

Domingo, 07 Noviembre 2010 09:21

Etapa 5: Puente La Reina a Estella

Escrito por Chiruca

Está a punto de amanecer y una suave bruma lo envuelve todo. Me voy al puente a ver amanecer y el paso de los peregrinos. 

La primera en hacerlo es una japonesa menudita que hace el Camino intercalando dos días a pie y uno corriendo. Al llegar a Santiago se va a Lisboa a correr el maratón. Hay peregrinos de todo tipo. Veo pasar a varios por el puente. Esta noche estábamos bastantes en el albergue, muchos más de los que me hubiera imaginado al empezar.

 

Comienzo a andar cuando ya ha salido el sol. ¡El sol! No me lo puedo creer, es la primera vez que lo veo desde que he salido. Por desgracia, no dura mucho. Cerca de Mañeru, el tiempo cambia de una manera muy brusca. En cuestión de minutos, aparecen unos oscuros nubarrones que comienzan a descargar un despiadado aguacero. Camino rápido monte arriba hasta la altura de la autovía A12. Allí me protejo en un enorme tubo que atraviesa la autovía por debajo. No me dura mucho la protección, estoy en un colector de aguas y, al cabo de unos minutos empiezo a oír un inquietante ruido que proviene de la parte alta del tubo. Es un auténtico río lo que se está acercando a mí. Escapo rápidamente de allí, aunque no sé si es mejor el diluvio que me viene del cielo. 

 

Mi mal es compartido con dos peregrinos con los que me encuentro al salir del agujero. Guillermo y Javi, dos riojanos que hacen el Camino a tramos, aprovechando fines de semana y fiestas. Otra forma de hacer el Camino.

 

Continuamos el Camino los tres peregrinos y al llegar a Cirauqui me puse a dar gritos en la calle llamando a un ciclista que corrió conmigo cuando era profesional, Jesus Mari Segura. Mis compañeros flipaban. Yo sabía que él era de allí, pero no dónde vivía ni siquiera si estaría en ese momento. La magia del Camino hizo que asomara su cabeza por la ventana de una casa. Sorprendido y contento de verme después de tanto tiempo, nos invitó a entrar en su casa. Nos hubiéramos quedado allí todo el día, comiendo, bebiendo y contando batallitas. Estoy descubriendo lo básico del Camino. Su esencia: comer, beber y charlar.

 

Durante el resto del Camino nos llovió a ratos, lo mismo que a ratos íbamos juntos o con unos metros. Con menos fatiga y menos dolorido, llego a Estella con mis compañeros de etapa. A gusto.

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Contacto

©2019 Calzados Fal | CHIRUCA. Todos los derechos reservados

Please publish modules in offcanvas position.