cabecera blog chiruca

Miércoles, 01 Julio 2015 11:42

Cómo actuar ante un cambio brusco del tiempo

Escrito por Chiruca

A la hora de practicar deportes de montaña, como senderismo o trail running, debemos tener en cuenta que el tiempo puede cambiar rápidamente y no es fácil de prever.

Todos conocemos hasta qué punto puede empeorar el tiempo y lo hemos padecido alguna vez pero, ¿sabemos cómo actuar?

Desde Chiruca queremos daros unas recomendaciones y consejos sobre cómo actuar en caso de que te suceda algo así en plena montaña.

Las tormentas.

La época donde hay mayor probabilidad de tormentas va de junio a septiembre y normalmente por las tardes. Lo más peligroso de ellas es el rayo, descarga eléctrica que se produce durante la tormenta. El rayo desata una energía de 100 millones de voltios provocando que el aire de alrededor alcance grandes temperaturas haciéndolo letal para el ser humano. Si observamos que el tiempo va a empeorar y el cielo se oscurece, dejad la ruta para otro día. ¿Cómo actuar en caso de que os pille la tormenta? No os refugiéis en pequeños edificios, árboles o salientes rocosos, el mejor lugar para hacerlo es dentro de un coche con el motor apagado. No corráis, sobre todo si estáis mojados, será más fácil que os alcance un rayo. La postura de mayor seguridad recomendada es en cuclillas. ¡Muy importante! Deshaceros del material metálico.

La lluvia y el viento.

Vienen acompañadas de humedad y las temperaturas siempre tienden a bajar. Por eso es importante que el senderista se preocupe de salir con el equipo adecuado, como un chubasquero, ropa de abrigo e impermeable y botas de montaña o de senderismo. La combinación de estar mojado y la baja sensación térmica que provoca el viento pueden producirnos hipotermia. Lo adecuado para prevenirla es que nunca estemos parados para intentar mantener la temperatura de nuestro cuerpo y sigamos andando hasta llegar a un refugio seguro como una casa o un coche. Debemos tener en cuenta que las lluvias traen consigo más peligros como desprendimientos o crecidas de río y ablanda el terreno haciéndolo más resbaladizo. Debemos estar atentos.

El sol y calor.

Tenemos que tener en cuenta los peligros que nos puede traer el sol. Cuanto más alto subamos, más dañinos son los rayos ultravioletas y pueden provocar quemaduras en la piel. Por eso, especialmente ante rutas largas y de gran altitud, es aconsejable llevar protección como una crema, gafas de sol y visera. Además, con las altas temperaturas que trae consigo, la hidratación es fundamental si no queremos que nos dé un golpe de calor. En este caso, lo primero que se debe hacer es llamar a emergencias y utilizar el sentido común. Buscar un sitio con sombra y fresco y poner los pies en alto. Quitarse toda la ropa posible e intentar bajar la temperatura con una tela mojada.

Somos amantes de la naturaleza y es parte de nuestra vida pero a veces nos puede jugar una mala pasada, y es importante estar prevenido. Recordad la ruta no se va a mover del lugar y si el tiempo no os deja terminarla, seguro que tendréis más ocasiones de realizarla. ¡Más vale prevenir que lamentar! ;)

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Contacto

©2019 Calzados Fal | CHIRUCA. Todos los derechos reservados