cabecera blog chiruca

Jueves, 14 Septiembre 2017 13:27

Alimentación en la montaña

Escrito por Chiruca

Una vez que descubrimos el senderismo, la naturaleza y la montaña es imposible detenerse, cada vez queremos más y más, engancha y no sólo disfrutamos de ella, también lo vivimos intensamente. Esto suele traducirse en rutas más largas, más complejas buscando retos y la belleza del campo. Tenemos nuestros planos, ropa y accesorios, estupendas botas de montaña y fantásticas aplicaciones en el móvil para estar preparados ante cualquier contingencia, pero… ¿has tenido en cuenta la alimentación antes, durante y después?

Tanto si realizamos rutas de media o larga distancia como si las alargamos durante varios días es necesario cuidar nuestra alimentación. Hay que tener en cuenta que a mayor altura mayor gasto energético en la ascensión. Facilmente podemos llegar a duplicar el consumo de calorías hasta las 5.000 e incluso los 4 litros de líquido durante una actividad intensa.

Dependiendo de si la ruta que vas a hacer es de un día o de varios días y de la intensidad que va a suponer para ti el consumo los días previos de hidratos debe ser mayor o no. En el primer caso puedes incrementar tu consumo de frutas, te aportan hidratos de cárbono, fibra y una gran cantidad de vitaminas. Si vas a realizar un gran esfuerzo o un esfuerzo continuado de varios dias, los tres días anteriores incluye en tu dieta hidratos de cárbono con carga baja glucémica: pasta, legumbres, … pero recuerda hacer una cena ligera el dia anterior.

Hay varias reglas básicas que definen los alimentos que debemos llevar en el momento de nuestras rutas:

  • Poco voluminosos para que podamos llevar gran cantidad ocupando poco espacio.
  • Con gran cantidad de aporte energético.
  • De fácil digestión.

Partiendo de estas premisas hablamos de alimentos como los frutos secos, cereales y muesli, barritas energéticas, zumos… Un aspecto importe a recordar es que la sensación de sed puede verse mitigada con el frío por lo que recuerda hidratarte constantemente. Medio litro de agua cada hora es una buena medida a considerar o bebidas isotónicas si la intensidad de la ruta es alta ya que aportan minerales esenciales.

Al finalizar la actividad no hay secretos, primero hidratarse y fundamental que la primera e inmediata comida sea simple y de fácil digestión: fruta, zumos, agua, plátanos, jamon york, … para posteriormente, unas horas después proporcionar al cuerpo una alimentación que nos haga recuperar el índice glucémico con algo de aporte de proteinas: pasta, arroz, patata, algo de carne…

Y como siempre, el sentido común, no te olvides de llevarlo. Bebe aunque no tengas sed y come antes de tener hambre… ¡disfruta de la naturaleza y cuídate!

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

©2017 Calzados Fal | CHIRUCA. Todos los derechos reservados